Úrsula Corberó: "Ruth tiene un corazón muy grande"

martes, 15 de noviembre de 2011 0 comentarios
-¿Qué ha supuesto el papel de Ruth en tu carrera? 
-Un gran impulso. Ruth es muy diferente a mí. Tal vez coincidamos en el hecho de que ambas somos muy sensibles. 
-¿Te costó meterte en el personaje? 
-Al principio sí, pero luego todo ha ido rodando y creo que he sabido sacarlo adelante. 
-¿No te da la sensación de que todo va muy deprisa? 
-He ido subiendo peldaños poquito a poco. En Cataluña ya he hecho bastantes cosas y he ido asimilando este mundo. No lo llevo nada mal. El ir por la calle y que la gente me mire es algo a lo que ya me he acostumbrado. 
-La serie se centra en un instituto. ¿Cómo fue tu paso por él? 
-Siempre he sido una chica muy habladora y bastante payasa. Además, era una chica muy empollona. Sacaba muy buenas notas porque me gustaba mucho estudiar… ¡menos matemáticas! 

-¿Tienes algo común con Ruth? 
-Muy poco. Ella es muy dura y yo muy transparente. Pero por fin ha llorado y la gente se ha dado cuenta de que tiene corazón. 
-Entonces, ha ido evolucionando. 
-Sí, al principio era la “chunga” de la clase, ese tipo de jóvenes a las que les da igual todo. 
-¿Qué tal son las grabaciones? 
-El ambiente es increíble. Los más jóvenes hemos hecho una piña, pasamos muchas horas juntos. 
-¿Y qué tal trabajar con Nuria González, tu madre de ficción? 
-Es un lujazo. No hay un solo día que no aprenda algo de ella. 
-Sales con el guapo de la clase. ¿Te pasaba igual en la realidad? 
-Nunca tuve novio en el instituto, lo que me da mucha rabia. Me habría encantado enamorarme del chico de la clase de al lado para escaparme a verlo (risas).
-¿Tienes novio en la vida real? 
-No.
-¿Qué le pides a una pareja? 
-La libertad suficiente para poder sentirme a gusto con él y, sobre todo, que me haga reír. Creo que es difícil encontrar a alguien que entienda mi profesión.

-¿Crees que la serie refleja fielmente la realidad? 
-Creo que la realidad supera la ficción. Yo he estudiado en un instituto y es normal ver drogas y el sexo. Lo que pasa que en un solo centro no puede ocurrir todo lo que pasa en el Zurbarán. 
-Alguna asociación de padres ha puesto el grito en el cielo. 
-Todas las críticas son buenas. 
-Entonces, las aceptas bien. 
-Hay que respetarlas, pero lo cierto es que no las comparto. Creo que esta serie refleja a la perfección la realidad de los adolescentes, les guste o no a algunas asociaciones. 
-Hiciste una escena con poca ropa que no dejó indiferente a nadie. ¿Cómo la viviste? 
-Estaba en casa con mi primo y mi tía (con los que vivo en Madrid) y les avisé, unos segundos antes, de que iba a salir con los pechos al aire. Al ver la escena no me fijé en el desnudo, sino en cómo estaba interpretando. Y me gustó porque quedó muy bien. 
-¿Te incomodan estas escenas? 
-Para nada, porque yo he querido ser actriz desde los cuatro años y sé que este trabajo tiene esto: me puede tocar llorar, reír, desnudarme o tener escenas de sexo. Es algo que no me molesta. 
-¿Puedes adelantarnos alguna novedad de tu personaje? 
-Creo que a Ruth le van a pasar cosas desagradables.
-¿Te ilusionaría dar el salto a la gran pantalla? 
-Me gustaría hacer alguna película con Amenábar. 
-¿Cómo pasarás las Navidades? 
-En familia. Ahora vivo en Madrid, pero mi familia y parte de mis amigos están en Barcelona.


0 comentarios:

Publicar un comentario