Crítica de XP3D.

lunes, 30 de enero de 2012 0 comentarios
Tras ver XP3D una de las dudas que me asaltan es saber si la película se hizo verdaderamente con la intención de aterrar, o de ser una sproff movie a la española. Lamentablemente, y a juzgar por la promoción, parece que nos encontramos ante el primer caso. Claro está, no lo consigue. Una de las peores producciones del año, tal vez más allá incluso. Un refrito de los clichés ya demasiado recauchutados en el género. Su guión se desenvuelve con unos diálogos de parvulario y todo está por y para el lucimiento físico (torso, pechos, abdominales y posturitas) de sus televisivos protagonistas. 
 Pero vamos con el argumento de la película: Ángela es una estudiante de medicina que se cree capaz de casi todo. Diana es extremadamente sensible y receptiva. Ellas son hermanas y tienen algo en común, se odian la una a la otra. Ángela, presionada por el excéntrico Dr. Fuentes, va a investigar una serie de actividades paranormales que suceden en un pueblo llamado Susurro que tiene su propia leyenda, un asesino muerto, el Dr. Amado. Carlos, su novio, Belén, Toni y Jose la acompañarán. Pero ella se queda sin medio de transporte, y su hermana tiene una furgoneta. Diana tiene una extraña variedad de epilepsia que no puede controlar y que la hace sufrir constantes ataques. Su terapeuta cree que estos ataques pueden estar relacionados con su hermana. Así que Diana decide acompañar al grupo y enfrentar así sus temores...

 XP3D es una película para fans (muy, muy, muy fans) de sus actores. Amaia Salamanca, Maxi Iglesias o Úrsula Corberó sumando fuerzas para llevar al público a una verdadera encerrona de cine de baja estofa.

0 comentarios:

Publicar un comentario