La estilista Cristina Rodríguez, de 'despedida' con Úrsula Corberó y Natalia de Molina.

lunes, 1 de septiembre de 2014 0 comentarios
Los diseñadores y firmas nacionales nunca se habían visto tan reflejados en nuestras películas. Este verano, cuatro rodajes los han convertido en protagonistas de sus historias. Dos veces candidata al Goya, la estilista Cristina Rodríguez recrea una despedida de soltera con firmas españolas jóvenes.


Tiene más de 60 películas en su trayectoria y la diseñadora de vestuario Cristina Rodríguez sigue prefiriendo recurrir a diseños ya existentes antes que solicitar nuevas creaciones. Así tiene mayor control sobre su trabajo. "Si Almodóvar encarga el vestuario de Victoria Abril en Kika a Gaultier, evidentemente luego se tiene que trabajar en función de lo que llega de su taller", dice. Ese problema no lo ha tenido en 'Cómo sobrevivir a una despedida', cinta sobre un adiós a la soltería en la que han participado firmas como Kling, Hakei, Hunter, Jarapa Jarapa o las joyas de Mava Haze.

"Nuestra marca basa su filosofía en lo original y alternativo", explica Papo Kling, director de la firma. Y ahí estaban Natalia de Molina y Úrsula Corberó para corroborarlo. "Los actores sentíamos que la ropa era justo la que le encajaba a nuestro personaje", dice Natalia. "Cristina insistía en que no quería ponernos nada con lo que no nos viéramos", añade Úrsula.

Rodríguez asegura que la crisis puede ayudar a fomentar las colaboraciones con firmas. "Hay menos presupuesto, así que toca remangarse y colaborar. Pero el cine perdura en el tiempo. Mira Givenchy en Desayuno con Diamantes. ¿Qué le ha dado más, ese momento o todas las campañas que han hecho después? Hay que apostar".

Reportaje: Smoda.
Fotos: Ximena Garrigues y Sergio Moya

0 comentarios:

Publicar un comentario