Úrsula Corberó te enseña a llevar el (nuevo) gótico. | Revista Telva Belleza.

lunes, 5 de octubre de 2015 1 comentarios
¿La clave? Trazos rotundos de eyeliner, sombras smokey y uñas de un oscuro azabache. La actriz catalana Úrsula Corberó, nuestra chica de portada, interpreta, de la mano de Maybelline NY, tres looks de inspiración gótica, la tendencia a seguir.

A los cinco años ya sabía que quería ser actriz. "Mi padre me pedía un dibujo y le hacía una cámara de cine", y desde que se dió a conocer en la serie "Física o química", la actriz Úrsula Corberó (Barcelona, 1989) no ha tenido un minuto de descanso. Tras participar en ocho series -la última, "Anclados"- y siete películas- "Perdiendo el Norte" y "Cómo sobrevivir a una despedida" son las más recientes- espera el estreno de su último trabajo, "La Corono Partida", con Irene Escolar y José Coronado, donde interpreta a Margarita de Habsburgo, para redondear su año más frenético. "Me fascina interpretar a esta mujer tan resuelta, tan directa, manejando el lenguaje de otra época y vistiendo esos maravillosos vestidos del siglo XVI".


+Tres comedias consecutivas en un año, ¿qué has aprendido?
-Al principio no estaba muy familiarizada con el acento, pero me he dado cuenta de que la comedia es matemática pura y dura. No se improvisa y exige una precisión tan brutal... es facilísimo quedarse corto o pasarse (yo soy de las que me paso) pero las he disfrutado mucho. Lo más difícil es el principio, aprender a soltarte. Y medir los silencios ¡son cruciales!

+Tu vena dicharachera te habrá ayudado mucho...
-Bueno, soy bastante descarada, es verdad, y me gusta reírme de mí misma. De cara a la gente suelo tener una sonrisa aunque, a veces, cuanto mejor humor muestro, peor estoy por dentro. Luego llego a casa y ¡claro! me da un bajón que no veas. Lo que tengo que hacer es administrar bien mi energía porque llevo muy mal los parones.

+¿Qué actores cómicos tienes como referencia?
-Siento devoción por Cameron Diaz. Me fascina su habilidad para hacer las cosas más locas que se le pasan por la cabeza con tanta gracia. También me gustan Jennifer Lawrence y Zooey Deschanel.

+Cuando te ves en pantalla, ¿te metes mucha caña?
-Antes lo hacía y lo pasaba fatal, hasta que me dije: "Úrsula, esto no puede ser, tienes que aprender a ser objetiva y disfrutar más". Y en eso estoy. Lo que sí hago es fijarme mucho en mis miradas y en mi voz.

+¿Qué papeles esperas?
-Me gustaría enfrascarme en un rodaje de tempo lento, que me permita recrearme en mi personaje, prepararlo con calma... aunque no sea tan comercial. En realidad no me gusta cerrarle puertas a nada.

+¿Eres de pedir consejo?
-Sí, he preguntado muchas cosas en mi vida pero también me fío mucho de mi intuición.

+¿Y a quién preguntas?
-A mi madre, que me conoce mejor que nadie, a mi mejor amiga... Sé que siempre me van a dar un consejo sincero.

+Y como espectadora, ¿eres muy selectiva?
-Sólo pido una historia bien contada, que me arrastre de principio a fin. Lucy, protagonizada por Scarlett Johansson, es la última que lo ha conseguido. De hecho, cuando me preguntan que qué personaje me gustaría hacer, digo: ¡Lucy!

+¿Cómo lidias con la fama?
-La verdad es que llevo una vida de lo más normal. Cuando cierro la puerta de mi casa no hay nada de ese glamour que la gente asocia a este oficio. Mi vida es mi familia, mi trabajo, mis amigos, mis viajes... Todavía me cuesta entender qué interés tiene dónde paso las vacaciones, pero mientras me respeten y no se inventen cosas, no me quejo.

+Cuando hace un año se hizo pública tu relación con Andrés Velencoso, te convertiste en carne de paparazzi. Ahora ya no os escondéis.
-A ver, no me gusta hablar mucho de esto, pero no es por hacerme la interesante, ¿eh? Si no cuento detalles de mi vida es por pudor. Necesito ir a mi ritmo y proteger una parte de mi intimidad, por mi cabeza y mi corazón, pero tampoco voy a darle más importancia de la que tiene. Lo que sí puedo decir es que Andrés es estupendo y que tiene mucho talento.

+Él reconoce que tú le ayudas mucho en su carrera como actor.
-Bueno, es normal. También él me ayuda a mí a repasar guiones, nos damos la réplica... ¿Qué si me gustaría trabajar con él? Claro que sí.

+Por cierto, ¿cuáles son tus armas de seducción?
-No tengo armas de seducción; es más, cuanto más me empeño en seducir, peor me va.

+Algo menos conocido es tu pasión por la moda, incluso has abierto una tienda en plena milla de oro de Madrid.
-La tienda se llama Ursulolita (Calle Claudio Coello, 81), que es el nombre que uso en mis redes sociales, y la ropa que vendo es como yo: variada, práctica, y con un toque bohemio.

+Nuestro mapa político ha dado un vuelco, ¿te interesa?
-Mucho. Estoy al tanto de lo que pasa, leo la prensa todos los días. Y no, no me dan miedos los cambios.

+Recomiéndanos una canción y un libro.
-"La decisión de Sophie", "Single Ladies" de Beyoncé y "El abuelo que saltó por la ventana y se largó" de Jonas Jonasson.

+Este año eres nuevo rostro de Maybelline NY, ¿qué te atrae de esta firma?
-Que es joven, divertida y cool, además de estar repleta de productos innovadores que me hacen ganar confianza en mí misma. ¿Mis últimos descubrimientos? La máscara Lash Sensational; es ponérsela y ¡pestañón!, y la barra de labios nº 135 de Maybelline NY en un tono borgoña que me entusiasma.

+Por cierto, ¿te atreverías a lucir algunos de estos looks góticos con los que has posado hoy?
-¡Claro que sí! Últimamente me ha dado por ahumar los ojos en tono bronce y marcar intensamente las pestañas con eyeliner y doble capa de máscara negra. En la boca, suelo optar por tonos corales.

+¿Un capricho de belleza?
-Hacerme la manicura o un tratamiento facial. Todo lo que sea mimarme me hace sentir bien. Luego está el gym, el pilates, el baile, que es mi truco secreto para desconectar y descargar adrenalina... también la alimentación sana. Yo me tomo unas judías verdes con aceite o un pescado a la plancha y ¡feliz!

+¿Un truco beauty que hayas aprendido en el cine?
-Mezclar varios tonos de maquillaje para contornear mi rostro. Por ejemplo, aplicar un color más claro como base y otro más oscuro en los pómulos para resaltar las facciones.

+¿Tu próximo destino de vacaciones?
-Nueva York, para perfeccionar mi inglés, y alguna isla. Por ejemplo, Menorca.

+¿Un plan para el viernes por la noche?
-Dos opciones: o quedarme pantingada en el sofá o sesión de cine en los Renoir, (sin palomitas y en versión original) y cena relax en el restaurante japonés Miyama (Flor Baja, 5). Hacen un tartar de atún con cítricos para chuparse los dedos.

Escribe: Isabel Ribada
Realiza: Gabriella Naeve
Fotos: Antonio Terrón

1 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada